fbpx

Cuando parece que nada tiene sentido, que todos los días son iguales, que no hay razones para seguir, hay que pensar: Siempre hay una razón

Siempre hay una razón para luchar, para continuar, para no rendirse. Búscala!

Si tu pones la voluntad, nosotros ponemos el entrenamiento.

Aún cuando todo parece negro y sin sentido, aburrido, monótono, gris,… Siempre podemos encontrar una razón, siempre hay una razón. No te veas abocado a ser una marioneta del destino, no te veas sin camino, sin puertas que abrir, sin caminos que lleven al lugar que quieres estar.

Toma las riendas de tu vida, busca las metas que te harán estar en línea con tus ideas, con tus deseos, con tu forma de ver la vida, y échale ganas! entrena cada día un poco, hasta donde puedas, y al día siguiente un milímetro más…

https://www.psicologia360.com

Deja una respuesta