fbpx

El tema que voy a tratar forma parte de la actualidad, del 2020, de esta pandemia que estamos sufriendo: La ansiedad por Covid. Es bastante desolador, pero considero que es importante conocerlo y exponerlo, para poder  afrontar soluciones. Por ello, voy a escribir unas líneas sobre la ansiedad motivada por la situación provocada por el Covid, ya que nos encontramos con un aumento desproporcionado de visitas y consultas en nuestros gabinetes de psicología.
La alteración emocional es un síntoma más de la Covid. La afectación mental de este virus ya estaba prevista, la curva aumentará a principios de octubre, a los seis meses del inicio de la pandemia.

Al principio de la primera ola afectó a la población más vulnerable, a los directamente afectados, familiares de fallecidos, en  personas con discapacidad mental, y  en personas mayores. Aparecieron mayor número de síntomas degenerativos, e incluso demencias precoces,  como si se aumentara la velocidad de estas alteraciones degenerativas.

Los motivos de estos deterioros, son directamente relacionables con los mecanismos de defensa ante el Covid. El aislamiento supuso  dejar de hacer rutinas saludables, como pasear, hablar con nuestros seres queridos, ir a centros especializados,  adquisición de miedo y evitación de las relaciones personales, deportivas, culturales, etc.;  con el añadido de tener que prestar toda nuestra atención  en las noticias tétricas, fallecimientos, contagios…Todo ello  hizo que mucha población vulnerable acabase con cuadros mentales agudos  y deterioros degenerativos.

Pero  la evolución de la afectación mental no ha quedado en esta población,  poco a poco estamos comprobando cómo personas que en circunstancias normales no acudirían a un psicólogo,  pues podían gestionar sus tendencias ansiosas, de tristeza o ira, pero debido al  aumento de la ansiedad por la Covid han comenzado a no saber manejar situaciones cotidianas, aumentando la asistencia a los gabinetes de psicología.

Técnicos

Otra población afectada son los técnicos que nos han cuidado del Covid. Estamos observando que están acudiendo con frecuencia a la consulta: médicos, enfermeros, militares, policías, etc. Muy críticos con la humanidad y los políticos. Durante el confinamiento,  muchos de estos profesionales ya comenzaron a necesitar atención psicológica y emocional. Incluso surgieron iniciativas para que los profesionales en este sector pudiésemos atenderles online de manera voluntaria.

Adolescentes

Hay que destacar a los adolescentes, personas con las hormonas disparadas, que solo se sienten comprendidos por sus iguales, sus amigos y parejas…, y de repente  se les exige que no se  relacionen ni salgan de sus casas durante meses.  Muchos de ellos con consumo adictivo a sustancias, otros con problemas académicos, o  con dificultades de socialización. En fin,  un golpe frontal a la línea de flotación de los adolescentes, cuyas consecuencias no fueron positivas. Algunos se saltaron los confinamientos con el riesgo, culpa y multas que conllevaba hacerlo, otros sin embargo fueron obedientes y restringieron al máximo su adecuado desarrollo, (un adolescente sin realizar actividad física puede ser dinamita). En esta situación, las redes sociales han supuesto una salida.  Sinceramente, no me imagino  a los adolescentes en  pandemia sin utilizar las redes. Hubiera sido muchísimo peor.

Niños

Los niños han sido nuestros  grandes campeones, y aunque parece que han afrontado la situación mejor que cualquiera, aún desconocemos las consecuencias emocionales que les ocasionará la pandemia. No obstante, ellos se reflejan en los adultos, así que dependiendo de la situación familiar vivida, habrán sufrido mayor o menor estrés emocional.

Población en general

Incluso la gente menos vulnerable nos  hemos visto afectados emocionalmente por esta situación. Han aumentado entre familiares y amigos las discusiones políticas, nos preguntamos qué medidas serán las correctas,  hemos perdido confianza en los políticos…por lo que el capitán a posteriori  nos ganaba la partida. Después de ocho meses, seguimos sin poder relacionarnos de forma adecuada. Hemos dejado de ir a sitios que nos relajan, las restricciones cambian y aumentan casi a diario, con la sensación de incertidumbre que esto genera.

Con casi total seguridad, habrán aumentado también  las úlceras, las reacciones dermatológicas, los lumbagos, los dolores de muelas, y todos esos síntomas físicos  tan relacionados con la ansiedad. Los datos seguro que son demoledores.

Y cuando se termine la crisis sanitaria

Dentro de un tiempo, cuando todo esto haya pasado, la afectación emocional  continuará. Habrá gente que no se perdone no haber estado con su madre, hermana o hijo en sus últimos momentos;  los habrá que no vuelvan a pisar un cine, campo de fútbol o similar, o incluso habrá personas que lleven la mascarilla de por vida, y a los que no será sencillo ver una sonrisa.

Algo que nos preocupa a los trabajadores en psicología, es que muchas de las pautas que proponíamos para mejorar algunas alteraciones, como hacer deporte de equipo, viajar, quedar con amigos, etc., ya no se pueden hacer con normalidad. El Covid está resultando ser peligroso para la salud física, pero también  para la mental. Es fundamental  continuar con el cuidado en la atención psíquica y emocional. Desde nuestro gabinete, seguiremos dando todo lo posible para ayudar a todo el que lo necesite. Somos conscientes de que la ola emocional por Covid durará años…pero allí estaremos para echar una mano.

Conclusión

Cuanto antes abordemos los problemas de ansiedad por Covid mejor será para nuestros seres queridos. Un dato positivo en toda esta debacle es que los pacientes que hemos tratado por ansiedad, antes y durante la pandemia, están llevando mucho mejor esta situación. Ellos ya conocen estrategias y herramientas que protegen y ayudan a manejar más adecuadamente la ansiedad.

Recuerda que en Psicología 360 tenemos una primera sesión gratuita en la que puedes consultar tus dudas con un psicólogo que te diagnosticará el grado de ansiedad en el que te encuetras y si el tratamiento pautado podría ayudarte a recuperar tu estado de ánimo habitual. Sólo tienes que pinchar aquí y reservar el día y la hora que te venga mejor, si tienes 20 minutos, tienes la opinión de un experto gratis, ¿fácil verdad?

Aquí estaremos ayudando y aportando nuestro conocimiento para ayudar a pasar mejor esta difícil etapa. ¡¡¡Animo!!!

Iván Martín Villa
Director psicólogos en Psicología 360 y socio fundador
Psicólogo clínico, terapeuta ocupacional y grupal, especializado en trastornos de personalidad y adicciones. Licenciado en Psicología clínica por la UNED. Máster en terapia cognitivo conductual. Técnico en inserción laboral con amplia experiencia en técnicas de gestión de equipos.

Deja una respuesta