fbpx

Muchos de nosotros ante situaciones difíciles, en las que claramente necesitamos  el apoyo de otros, no somos capaces de solicitar esa ayuda. Hay veces que tenemos que ser conscientes de la importancia de dejarse ayudar.

dejarse ayudar

En ocasiones la vergüenza a que les parezca mal a mis familiares, la sensación de fracaso al no ser capaz de solucionarlo por mí mismo, o el sentimiento de debilidad personal por sufrir ante mi u otros, dificulta enormemente aceptar la ayuda y acompañamiento de profesionales.

Otra excusa mental que nos ponemos es la frase de “bueno, todavía puedo aguantar así, no estoy tan mal”…Pero, tal y como un buen amigo dentista me dijo, “mejor tratar pronto una caries pequeña que usar dentadura postiza la mitad de tu vida”.

Este frenador de conductas adecuadas se hace más acusado a la hora de acudir a un psicólogo, ya que el miedo a contar intimidades o que nos etiqueten de enfermo mental hace que muchas personas no solucionen de forma eficiente sus ansiedades, miedos, dudas, y dificultades personales y sociales.

Tenemos que entender que el psicólogo es un profesional de la salud, que, como tu médico de cabecera, están preparados para ayudar a superar de forma eficiente múltiples problemas como la ansiedad, los miedos, la tristeza, la evitación, etc., con todo rigor y secreto profesional. Dejarlo para más adelante hace que el problema aumente.  Si ya has comenzado a tener síntomas, acude al profesional y que te valore.

pedir ayuda
a veces, es necesario pedir ayuda

Muchas veces el primer paso para ayudarse a uno mismo es llamar y cerrar una cita, realizar una primera sesión…¡y ahí es donde comienza el camino hacia la resolución de los problemas!. Entiende la importancia de dejarse ayudar.

¿Cuántas personas conoces que tras ir al psicólogo se arrepienten?

¡¡Haz la prueba. Déjate ayudar!!

Reserva tu primera sesión gratuita haciendo clic aquí , o solicita una consulta telefónica pinchando aquí

Deja una respuesta