fbpx
nomofobia adicción al teléfono móvil

La adicción genera dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad (nuestro caso) o relación. Una dependencia que nos provoca ansiedad, al ocupar en gran medida nuestros pensamientos y emociones. Existe un nombre, nomofobia, que designa el miedo irracional a no poder utilizar el teléfono móvil. Esto es ansiedad generada por adicción al teléfono móvil.

Este dispositivo se ha instaurado de un modo masivo en nuestras vidas y lo que en su justa medida, puede ser una herramienta que nos puede hacer la vida más llevadera e, incluso, permitirnos disponer de más tiempo libre, se ha convertido en muchas ocasiones en generador de ansiedad. Esto sucede porque no podemos reprimir el impulso de utilizar constantemente nuestro móvil y dejamos de lado otras actividades relacionales y aficiones.

nomofobia adicción al smartphone
Adicción al smartphone

Entre otros, podemos tener los siguientes síntomas que deberían ser una señal de alarma:

  • Físicos, como sudoración, palpitaciones o alteraciones del sueño y, si se deja de utilizar un tiempo, nos puede sobrevenir el síndrome de abstinencia con irritabilidad, nerviosismo, etc.
  • Mentales, como obsesión por mirarlo una y otra vez, preocupación si no recibimos algún mensaje, pérdida de concentración o memoria, etc.
  • Relacionales, como aislamiento y soledad y pérdida de interés en las relaciones sociales presenciales.
  • Conductuales como comportamientos exagerados y compulsivos.
  • Emocionales como alteración del estado de ánimo, apatía hacia actividades que no tengan relación con el móvil, etc.
  • Bajo rendimiento escolar.

Para gestionar esta adicción, aquí van unas ideas:

  • De un modo progresivo, se puede ir delimitando su uso, como por ejemplo fijar momentos de desconexión, salir a la calle sin él, sustituirlo por otras actividades, etc.
  • Realizar un listado de sus ventajas e inconvenientes que puedan ayudar a un uso más controlado.
  • Llevar nuestra atención al estrés que nos genera esta dependencia.
  • Ponerse en manos de un profesional de la psicología que pueda acompañar en el proceso de desenganche.

Es importante que seamos conscientes del problema que supone un uso incontrolado y compulsivo del teléfono móvil, para que podamos tomar las medidas necesarias que nos permitan hacer un uso adecuado de él. Esto permitirá incrementar nuestro bienestar. Tenemos que ser conscientes y controlar la ansiedad generada por adicción al teléfono móvil.

Autor:

Pedro Morales Psicologia 360

Pedro Morales

Director psicólogos en Psicología 360.

Pedro Morales Landazábal es Psicólogo General Sanitario y diplomado en Ciencias Empresariales. También se ha formado como Psicodramatista en el ITGP, una orientación terapéutica que busca una conexión auténtica de la persona consigo misma, mediante una comprensión profunda.

Deja una respuesta