fbpx

¿QUÉ ES EL BULLYING?

La definición es clara, es un maltrato o abuso de poder reiterativo en una relación perversa, que lleva al niño acosado a convertirse en víctima de sus compañeros donde los compañeros que abusan generan sensación de poder por conseguir que el acosado haga lo que ellos quieren a través del miedo. Si noto que mi hijo está raro… ¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Qué puedo hacer si lo detecto?

¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Que puedo hacer si lo detecto?
¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Qué puedo hacer si lo detecto?

CARACTERISTICAS

El bullying implica tres componentes clave:

  1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio puede ser real o sólo percibido por la víctima (se establece en una estructura desigual ya que uno está en una posición de ventaja o poder mientras que la víctima se encuentra en una situación de vulnerabilidad).
  2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan dañar a la víctima de un modo intencionado.
  3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada.

¿QUIENES SON LOS AGENTES IMPLICADOS?

Aunque aparentemente creemos que los agentes implicados en el acoso escolar son los niños que acosan y los que son acosados, los sujetos pasivos también forman parte de este problema social. Bajo nuestro punto de vista es un problema social, no individual y hay que abordarlo en el ámbito social, de forma integral.

MANIFESTACIONES O TIPOS DE ACOSO ESCOLAR

Físicas: Patadas, empujones, golpes con objetos y tambiéncuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos.

Verbales: es el más habitual. Sólo deja huella en la víctima. Las palabras tienen mucho poder y minan la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, motes, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente…

¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Que puedo hacer si lo detecto?

Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer…

Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima. En la práctica, los acosadores impiden a la víctima participar, bien ignorando su presencia y no contando con él/ ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.

Ciberbullying: Agresión psicológica que, de forma intencionada y repetida, ejercen uno o varios individuos contra otros utilizando para ello las nuevas tecnologías.

CAUSAS

De los Acosador/es: Necesidad de control/poder, Necesidad de aceptación., Búsqueda de placer.

De los Víctima/s: Baja autoestima, estilo de afrontamiento evitativo,  Indefensión.

Sujetos Pasivos: Baja responsabilidad al pertenecer a un grupo, morbo por ver como otros se saltan las normas y cómo reaccionan víctima/s y acosador/es, Miedo a convertirse en víctimas.

El acoso escolar no es un problema nuevo ni aislado, y lo que primero que hay que hacer en estos casos es identificar la víctima y el agresor. Y tener la consciencia de que ambos sufren, y por lo tanto, necesitan ser atendidos y tratados.

CONSECUENCIAS EN AGENTES IMPLICADOS

Acosador/es

  •  Justificación y aumento de los pensamientos y conductas patológicas que le llevaron a abusar de su fuerza.
  • Disminución de la capacidad de comprensión moral y empática.
  • Identificación con el modelo de dominio-sumisión que subyace tras el acoso.
  • Fracaso escolar, consumo de drogas, problemas con la justicia.
  • Víctima/s:
  • Somatizaciones à dolor de cabeza, dolor de abdomen.
  • Bajo estado de ánimo à tristeza, irritabilidad, ansiedad, inseguridad, miedo…
  • Absentismo o Fracaso escolar  à  los niños acosados pierden el interés por los estudios y no quieren acudir al colegio.-
  • Ideación suicida o suicidio.
  • Sujetos pasivos:
  • Disminución de valores como tolerancia, respeto, diversidad.
  • Normalización de la violencia.
  • Disminución de responsabilidad social.
  • Aumento de la pasividad ante la injusticia.

¿CÓMO DETECTARLO?

¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Qué puedo hacer si lo detecto?

¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Que puedo hacer si lo detecto?
¿Cómo detectar si mi hijo sufre bullying?¿Qué puedo hacer si lo detecto?
En el agresor:
  1. Acoso continuado en el tiempo de un niño o grupo hacia una víctima, no una pelea aislada.
  2. El agresor mantiene un comportamiento provocador y de intimidación permanente.
  3. Este comportamiento provocador o intimidante puede ser:
    • Sexual
    • Exclusión social
    • Psicológico
    • Físico
  4. Escenario de actuación:
    • Baños
    • Pasillo
    • Comedor
    • Patio
    • Reserva sus acciones a la ausencia de adultos.
    • También se puede dar a través de llamadas o correos electrónicos.
En la víctima:
  1. Cambios de humor, tristeza o irritabilidad
  2. Dificultad para dormir (terrores nocturnos)
  3. Cambios en el hábito alimenticio (compulsión o disminución)
  4. Dolores somáticos sin causa organiza aparente o justificantes como dolor de cabeza o abdomen.
  5. Presencia de golpes recurrentes con justificación.

PREVENCION POR PARTE DE LOS PADRES Y PROFESORES

Como tutor desde el centro educativo es necesario:

Conocimiento individual: de sus características psicológicas más importantes, rendimiento académico, habilidades de inserción social, condicionantes familiares, expectativas depositadas en el alumno por los profesores, la familia y él mismo, autoestima, etc.

Conocimiento grupal: La clase es el núcleo de socialización más próximo al alumno y el ámbito natural donde hay que trabajar todo aquello que pueda fomentar un clima positivo en el que todos puedan desarrollarse como personas, donde la violencia no tiene cabida y se desarrollen pautas de convivencia aceptadas e interiorizadas por todos.

Y crear espacios abiertos para las familias donde se fomente la enseñanza de  herramientas y estrategias para que puedan criar y entrenar a sus hijos en  valores como: autoestima, compañerismo, respeto, igualdad, diversidad, etc.

En el entorno familiar, sería aconsejable fomentar:
  1. Una relación afectiva cálida, que proporcione seguridad sin proteger en exceso.
  2. Un cuidado atento, adecuado a las cambiantes necesidades de seguridad y autonomía que se producen con la edad.
  3. Una disciplina consistente, sin caer en el autoritarismo ni en la negligencia, que ayude a respetar ciertos límites y aprender a establecer relaciones basadas en el respeto mutuo, la antítesis de la violencia y del modelo de sumisión-dominio en el que se basa.
  4. Contextos y rutinas de comunicación en los que los adultos estén dedicados exclusivamente a compartir los juegos y actividades con sus hijos.
  5. Oportunidades y habilidades para establecer relaciones de amistad basadas en el respeto mutuo.
  6. Colaboración con la escuela, buscando conjuntamente soluciones para afrontar mejor un problema compartido.
  7. Protección a los niños y a los adolescentes de la violencia que llega desde las pantallas de la televisión y otras tecnologías, mientras se les educa en su utilización con fines educativos.

CONCLUSIONES

Los resultados han evidenciado que tanto las víctimas de acoso escolar como los agresores tienen bajo nivel de IE. Estos hallazgos tienen implicaciones prácticas y permiten sugerir la necesidad de implementar programas de intervención en contextos educativos que estimulen la IE (autoestima, tolerancia a la frustración, afrontamiento de situaciones estresantes, optimismo, afrontamiento de desafíos con orientación de éxito, responsabilidad…), ya que tendrán implicaciones positivas de cara a disminuir el número de niños y adolescentes que sufrirán situaciones de violencia o acoso por parte de los iguales, así como el número de niños y adolescentes que realizarán este tipo de conductas tan nocivas tanto para las víctimas como para los agresores.

Autor:

Ivan Martin - Psicología 360

Iván Martín

Director psicólogos en Psicología 360 y socio fundador
Psicólogo clínico, terapeuta ocupacional y grupal, especializado en trastornos de personalidad y adicciones. Licenciado en Psicología clínica por la UNED. Máster en terapia cognitivo conductual. Técnico en inserción laboral con amplia experiencia en técnicas de gestión de equipos.

Deja una respuesta